lunes, 25 de noviembre de 2013

El Ayuntamiento de Marmolejo suprime el mantenimiento del alumbrado público

En junio de 2011, formando parte del nuevo equipo de gobierno municipal, iniciábamos nuestra andadura cargados de optimismo, ilusión y muchas ganas de llevar a cabo nuevos proyectos.

En los primeros días, Endesa comunicó a este Ayuntamiento que realizaría cortes de suministro en los distintos edificios municipales, debido al impago de facturas que superaban los 240.000€. Es aquí cuando empezamos a conocer la cruda realidad de la situación económica de nuestra Casa Consistorial.

El gasto corriente mensual de luz superaba los 24.000€. Desde nuestra opinión, una situación totalmente catastrófica, por ello se tomaron una serie de medidas, para economizar sin dejar de prestar el servicio de alumbrado público, como fueron:

  1. Desconectar la mitad de las luminarias de las vías de acceso a nuestro pueblo como es la entrada desde el polígono y la entada de la carretera de Andújar.

  2. Reducción de iluminación en las torres del campo de fútbol.

  3. Instalación de nuevas fotocélulas en los circuitos de alumbrado, para mejorar su efectividad.

  4. Iniciar la sustitución de lámparas convencionales por lámparas de bajo consumo que reducían el gasto a más de la mitad.

  5. Iniciar estudios para optimizar el rendimiento en la iluminación pública, que supera los 1.700 puntos de luz, con empresas expertas en el sector.

Sin apenas recursos, garantizamos el servicio y apostamos por la eficacia. Con la renovación de las nuevas bombillas, las viejas eran reutilizadas en otros puntos del pueblo, todo se aprovechaba. Con estas modificaciones, se reduce de forma considerable la factura de la luz, todo sin suponer una precarización del servicio, mirando por el dinero de todos los marmolejeños.

Pues bien, a partir del 13 de enero, fecha en la que el Partido Popular deja el equipo de gobierno, tras expedir el plazo dado a IU para reunirse con nosotros (con el objeto de coordinarnos mejor) y tras una serie de colocaciones por parte de IU (que rechazamos), el proyecto del alumbrado público queda suspendido -sin haber realizado ningún tipo de actuación más y empeorando el servicio de manera progresiva-.  Las deficiencias a día de hoy son muy importantes, debido a la falta de un mantenimiento básico y eficaz. Para muestra de ello, os dejamos varios ejemplos:

Calle José María Pemán, desde el mes de septiembre ha dejado de funcionar el
alumbrado en buena parte de la calle.

Ausencia total de iluminación en el callejón existente entre calle Calvario y calle
Tierno Galván.

Ausencia total de alumbrado público en calle Pinocho. La única luz proviene de los
luminosos de los comercios.

Ausencia total de luz en la plaza de Juan XXIII.

En diciembre de 2012, fueron sustraídos los cables del circuito alumbrado de acceso
al balneario y  teniendo en cuenta que es un camino usado de forma muy frecuente
por caminantes y deportistas, con el consiguiente riesgo que supone para los
viandantes, sigue fuera de servicio un año después.

Más del 10% de las lámparas del municipio están fundidas, y en ocasiones, los
puntos de luz están tan alejados que generan un espacio de oscuridad en la calle.
La foto corresponde a la calle Funcionarios.

Todos somos conscientes de la deuda millonaria de nuestro Ayuntamiento. Pero tenemos derecho a recibir servicios básicos y de calidad, porque paganos los impuestos y así lo fija la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local, en su artículo 25:

De las competencias del municipio...

25.2.l) l) Suministro de agua y alumbrado público; servicios de limpieza viaria, de recogida y tratamiento de residuos, alcantarillado y tratamiento de aguas residuales.

Desde el Partido Popular seguiremos trabajando para garantizar los servicios fijados por ley y defender los derechos de los marmolejeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario