lunes, 21 de abril de 2014

El juez busca algún rastro de los 5 millones de euros de la Dehesilla (IDEAL Jaén)

Juzgado de Instrucción encargado del caso.
El juzgado de Andújar que instruye la causa por supuestos delitos en la operación urbanística de La Dehesilla de Marmolejo intenta determinar le sigue el rastro a cinco millones de euros. Los cinco millones que le pagó una empresa al Ayuntamiento por venderle la finca para hacer allí un campo de golf, chalés y hoteles de lujo. Un dinero que tenía un destino predeterminado por ley, pero que no está. En la causa hay imputados seis concejales, un ex asesor municipal, el anterior secretario accidental y el aparejador. Un juzgado intenta determinar si hubo prevaricación y si se produjeron infracciones penales contra la normativa urbanística al enajenar monte público calificado en multitud de ocasiones por la Junta de Andalucía (la última, la semana pasada en el Parlamento) como «no urbanizable».

La venta de la Dehesilla se formalizó en 2008 por 800.000 euros. Compró Puerto Indal Promociones SL. Detrás estaba el grupo inversor holandés The Key Resort, cuya imagen pública era el ex futbolista Johan Cruyff. Su proyecto era impresionante: levantar gran complejo turístico con un campo de golf, viviendas, hoteles de lujo y hasta una playa artificial y un embarcadero en el pantano del Yeguas.

El Ayuntamiento, por ley, tiene que destinar el dinero de las enajenaciones a la adquisición de nuevo patrimonio. La Justicia investiga qué patrimonio adquirió el consistorio con ese dinero que sí llegó a ingresar. Además, la empresa desembolsó 4,2 millones de euros en concepto de adelanto de los aprovechamientos urbanísticos que correspondían al Ayuntamiento. Por ley, explican desde el consistorio de Marmolejo, ese dinero tenía que quedar en depósito hasta que la operación urbanística estuviera concluida y se hubiera desarrollado todo el plan urbanístico. El plan ya no se va a desarrollar porque el Ayuntamiento ha anulado el venta. Pero el dinero no está en ningún sitio. Y nadie sabe precisar dónde ha ido a parar. El actual alcalde, Bartolomé Soriano, se lo suele preguntar a la bancada socialista en cada pleno. «¿Dónde está el dinero?».

  • Muchas obras

A nadie escapa que hace años el pueblo de Marmolejo se embarcó en grandes proyectos: una piscina cubierta, una descubierta, una residencia de ancianos, el teatro, la biblioteca, la urbanización del polígono industrial, subvenciones a colectivos y asociaciones, un plan para contratar durante los veranos a todos los jóvenes del pueblo en paro... Pero los 4,2 millones que deberían estar depositados en las arcas municipales no están.

El culebrón administrativo en torno a La Dehesilla dura ya 25 años. En el año 1986 el Plan Especial de Protección del Medio Físico de Jaén calificaba La Dehesilla de «complejo serrano de interés ambiental». Pero en las normas subsidiarias de Marmolejo de 1989 (vigentes aún) se incluyen planos con La Dehesilla como suelo apto para urbanizar. Una pretensión que fue denegada en 1990 por la Comisión Provincial de Urbanismo de la Junta, que lo sigue considerando suelo no urbanizable. Ese error en la tramitación de un plano es hoy la mejor defensa frente a la acusación de supuesto delito urbanístico que tienen los concejales y los técnicos imputados. De hecho, la principal vía a día de hoy para el caso prospere por vía penal no es la del delito urbanístico, sino el rastro del dinero que no está.

  • Propiedad

En 1995 el Ayuntamiento se hizo con la propiedad de la finca como resultado de un procedimiento extrajudicial de ejecución hipotecaria. Un informe municipal indica que en 2001 se produjo un primer intento de enajenar la finca, que provocó que los servicios de la Junta volviesen a advertir del carácter no urbanizable del suelo. En 2005 se inicia el segundo intento de venta. «Se acaba adjudicando en junio de 2006 y vendiendo a Puerto Indal Promociones SL en enero de 2008».

El 4 de octubre de 2005 Medio Ambiente advirtió que «habría que paralizar el procedimiento de enajenación iniciado por el Ayuntamiento por incumplimiento de los trámites previstos en la normativa forestal vigente». Por ser suelo no urbanizable. El Plan de Ordenación del Territorio de 2006 volvió a declarar su carácter protegido.

Aún así, en 2007 el Ayuntamiento aprobó un plan parcial que la Junta consideró «sin fundamento legal». Varios informes alertan de la ilegalidad de la venta, e insisten en que es suelo que no se puede urbanizar ni enajenar del patrimonio público. Pero se otorgaron escrituras a Puerto Indal Promociones.

La finca está actualmente embargada por un juzgado de Murcia por una deuda de 283.864 euros de principal más costas de 88.192 euros.

Información publicada por el diario provincial IDEAL edición Jaén, durante la semana pasada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario