jueves, 4 de diciembre de 2014

El camión de la basura cae en la zanja de la calle Jerónimo Cano

En la noche de ayer, el servicio de basura realizaba su habitual jornada hasta la calle Jerónimo Cano. Allí, el vehículo cayó en una zanja abierta el pasado septiembre para la reposición del colector de esta calle, que corresponde a la continuación del nuevo de la avenida del Barco, cuyas obras se han reanudado estos días. Por suerte, no hubo heridos. Eso sí, si en vez del camión de la basura hubiera sido uno de los autobuses que habitualmente pasaban por esa calle ¿qué hubiera pasado? Por suerte, nuevamente, antes de iniciar las obras se habilitó un apeadero en la avenida Adolfo Suárez, pero ha sido una casualidad. El destino no ha querido que fuera a más. 

Aun así, este accidente ha dejado de manifiesto que TODO TIENE QUE CAMBIAR PARA QUE TODO SIGA IGUAL. En 2010, otro camión de la basura se hundía literalmente al final de la calle Pozuelo por el mismo motivo que este. Un colector en mal estado. La diferencia está en que el de la calle Jerónimo Cano, llevaba acabado solo unas semanas. Por ello, nos surgen unas series de preguntas:

1. ¿Quién vigila que las obras se ejecuten conforme a las especificaciones técnicas?

2. ¿A qué se dedican estas personas si no es a supervisar las obras?

3. ¿Va a tener alguna consecuencia este "accidente"?

Una vez más, el dinero público que con tanto esfuerzo aportan los ciudadanos para tener unos servicios con un mínimo de eficiencia y calidad son despilfarrados en obras mal ejecutadas por la falta de diligencia de los responsables municipales. Mismo perro, distinto collar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario